marzo 10, 2014

Para todos los niños del mundo

Yo soy escritora, y me digo escritora porque lo que más me gusta hacer es escribir. Empecé cuando era niña, como ustedes, escribía en mi diario o redactaba cartas a mis amigas, tarjetas de cumpleaños… lo que fuera que me permitiera jugar un rato con las palabras. Me gusta cómo suenan las palabras; los escritores tenemos la fortuna de hacerlas nuestras: las reinventamos, las revolvemos y nos atrevemos a ponerlas en papel.

Se requiere de mucho valor para escribir. Y no importa lo que digan ni cómo lo digan, siempre y cuando se atrevan. ¡Todos podemos escribir!

Escribir es un hábito, es atreverse a contar. Las palabras viven en el interior de cada uno de nosotros. Pensamos en palabras, algunas veces las decimos en voz alta; otras, las atesoramos en el silencio.

No es cierto que todo esté contado. Las historias se matizan diferentes dependiendo de la persona que las cuenta. La virtud de un escritor consiente que los sueños se dejen soñar y se expresen las sensaciones que muchas veces censuramos.

Para mí, escribir es un escape, un desahogo, una forma de conversar. Yo les digo a todos ustedes: ¡Escriban, atrévanse a contar!

Comentarios

 
Aún no existen comentarios para este articulo...

Comienza a escribir.

Deja un comentario